Archive for the Esfendemos a tierra Purna BIC Entibos Tag

Creba totz os entibos! Ni Mularroya, ni Biscarrues, ni Yesa!

DÍA MUNDIAL CONTRA LAS GRANDES PRESAS

El 14 de marzo se conmemora el Día internacional por los ríos vivos y contra los grandes pantanos. Para el pueblo aragonés en especial, y por ende para Purna, se trata de una fecha de gran importancia. En la historia más reciente del país hemos visto como la política hidráulica ha generado, por un lado, grandes conflictos con las instituciones y, por otro lado, importantes efectos sociales y medioambientales como obligadas migraciones a pueblos de colonización, pueblos abandonados, valles inundados o miles de historias y recuerdos enterrados bajo las aguas que a día de hoy todavía son heridas por cicatrizar. Se trata por tanto de una lucha, una lucha contra las políticas colonialistas del Estado español de hacer de Aragón la gran reserva hídrica del Estado respondiendo a intereses trasvasistas y capitalistas (hidroeléctricas, cementeras y constructoras). Se trata también de una lucha de las afectadas que defendieron su modo de vida y la tierra en la que vivían y de la que vivían. Y se trata de una lucha de las afectadas a día de hoy para que su futuro no quede enterrado bajo las aguas. No podemos olvidar el trato recibido por éstas, siempre silenciadas y olvidadas por las instituciones, y el gran sufrimiento que han padecido y padecen. Ejemplos de estos tratos las recientes cargas en Artieda ante un intento de expropiación.

Amenazas a día de hoy en Aragón: Biscarrués, Mularroya y Yesa

A día de hoy son tres los proyectos de embalses que amenazan al territorio aragonés. Tres proyectos que tienen rasgos en común y peculiaridades propias pero que como llevan décadas reivindicando las afectadas, son injustos e innecesarios.

El proyecto del embalse de Biscarrués, con una capacidad inicial de 192 hectómetros cúbicos, comienza su andadura en 1978 cuando los regantes solicitaron a la Confederación Hidrográfica del Ebro un estudio de regulación del río Gallego para dotar de nuevos recursos a Riegos del Alto Aragón. El impacto negativo que supondría el embalse de Biscarrués sobre el medio ambiente de la Galliguera sería una de las regulaciones de mayor impacto de toda la cuenca del Ebro. La población afectada, organizada en la Coordinadora Biscarrués – Mallos de Riglos, planteó alternativas como un estudio alternativo a la regulación del río Gállego (Galligo) basado en el ahorro y eficiencia de los riegos de Monegros. A día de hoy la lucha continua y se evidencia la innecesariedad de la obra.

El proyecto de Mularroya se sitúa en la cuenca del río Xalón, uno de los principales afluentes del Ebro por su margen izquierda y que nace en el Sistema Ibérico. Pero el pantano no se sitúa en el río Xalón, sino en el Gríu, un corto río, más calificable de barranco ya que está seco una gran parte del año, y que, según destacan los miembros de la Asociación Plataforma Jalón Vivo, no tiene caudal suficiente para llenar los 103 hectómetros cúbicos que están previstos en Mularroya; el proyecto contempla el trasvase del río Xalón al Gríu, teniendo graves consecuencias medioambientales sobre el río Xalón que en la actualidad apenas llega a su caudal ecológico. Se trata de un proyecto declarado nulo en 2009 por la Audiencia Nacional española en su sentencia contra la Declaración de Impacto Ambiental y que esta semana ha ratificado el Tribunal Supremo, pero de poco han servido ya que las obras han continuado como si nada.

El proyecto de recrecimiento de Yesa que data de 1985, y que en un principio suponía triplicar su capacidad (hasta los 1500 hm3), consiste en la actualidad en doblar su capacidad hasta los 1000 hm3. La población afectada, que sigue pagando las consecuencias del actual embalse y a los que se les pide ahora un nuevo sacrificio, organizada en la Asociación Río Aragón, ha planteado alternativas, con capacidad para igual cantidad de agua, más económicas y con un menor impacto social y ambiental. Este proyecto cuenta con graves problemas de seguridad por la inestabilidad de sus laderas que se agravan con las obras del recrecimiento y que ya en 2006 supusieron el deslizamiento de más de 3 millones de metros cúbicos de tierra en la ladera izquierda y en la actualidad el desalojo de 60 viviendas en la ladera derecha por el deslizamiento de ésta. Además, el “chorro” de dinero no ha cesado desde que se inicio el proyecto llegando en la actualidad a triplicar el presupuesto inicial simplemente en obras de estabilización de laderas.

Esfendemos a tierra

Detrás de estas macro obras están los intereses de grandes empresas constructoras (la española ACS) o empresas eléctricas que ofrecen puestos en la alta dirección a la camarilla política que otorga las concesiones de las obras. La trama empieza aquí y continúa generando a propósito un debate político en la sociedad planteando necesidades a grupos de presión para que se posicionen a favor de estas obras. El caso de los regantes es el más significativo, se les promete más hectáreas de regadío si se construyen más embalses, sin tener en cuenta que los costes del metro cúbico de agua se disparan haciendo inviable para el pequeño agricultor la explotación agrícola; esto ya está ocurriendo en la vecina Nafarroa donde muchos agricultores que apoyaron las obras para nuevo regadío se están viendo obligados a abandonar sus explotaciones al no poder hacer frente a los costes siendo solo viables para grandes empresas agroalimentarias. Otro caso es el de la promesa de agua de boca procedente del Pirineo a la población de Zaragoza a condición del recrecer Yesa, siendo la realidad que la necesidad que pudiera tener la capital ya está cubierta con el recientemente inaugurado embalse de la Loteta. Y por supuesto, no podemos obviar, tras todas estas promesas, los intereses trasvasistas, en repetidas ocasiones manifestados por el Partido Popular para continuar con el modelo de desarrollo del turismo elitista de Sol, Playa y Campo de golf, que tanto daño está haciendo a las costas mediterráneas. En definitiva, detrás de todo este entramado se encuentra la cara más feroz del capitalismo.

Es relevante hablar del papel de la Confederación Hidrográfica del Ebro, CHE, una institución nacida en el franquismo que apenas ha cambiado su estructura desde entonces y que es la encargada de gestionar la cuenca del Ebro. En Aragón es la máxima culpable de las agresiones contra la población y el territorio aragonés por la ejecución de diferentes obras hidráulicas. Las consecuencias de su gestión son: 13.000 desplazados (9.500 en Aragón), la muerte gran cantidad de pueblos (38 en Aragón) con la consecuencia de que 71 de cada 10.000 aragoneses se han visto obligados a abandonar sus pueblos por embalses (los exiliados en la Guerra Civil española fueron 78 de cada 10.000), desintegración socioeconómica de muchas comarcas afectadas así como valles enteros inundados.Su gestión se caracteriza también por la falta de transparencia, utilización de la violencia contra la población, utilización de leyes promulgadas durante el franquismo (sobre todo la Ley de expropiación forzosa de carácter dictatorial) o incumplimiento de sentencias judiciales, entre otras.

Añadir que el impacto y los costes medioambientales que suponen estas obras son grandiosos y en la mayoría de los casos irreversibles: se han agredido lugares protegidos como ZEPAs (Zonas de Especial Protección para las Aves) y LICs (Lugares de Importancia Comunitaria), se ha transformado por completo la flora de algunos valles para evitar la erosión y consiguiente colmatación de embalse, perdiéndose especies autóctonas; y se ha alterado el ciclo vital de los ríos con consecuencias inaceptables sobre la fauna o el medio ambiente (la falta de sedimentos trasportados por los ríos está haciendo peligrar el Delta de l’Ebre).

Nosotras, Purna, como organización revolucionaria y ecologista aragonesa, comprometida en la defensa de la tierra y del territorio, apostamos por un modelo de desarrollo integrado con el medio y basado en el cuidado y el respeto a la tierra. Por ello mostramos nuestro más firme rechazo a estas políticas hidráulicas y reiteramos nuestro firme apoyo a las luchas de las afectadas por estas obras que todavía se dan en el país y nos solidarizamos con estas luchas y las hacemos nuestras.

ESFENDEMOS A TIERRA!

¡¡¡¡¡¡ NI BICARRUÉS, NI MULARROYA, NI YESA !!!!!!!!

En Aragón, a 14 de Marzo de 2013

Purna, a chovenalla independentista y revolucionaria